responsabilidad medioambiental

#6 La Responsabilidad Medioambiental

La Responsabilidad Medioambiental

Es muy habitual encontrarse el concepto “Responsabilidad Civil Medioambiental”.
Antes de nada, debemos aclarar que la Responsabilidad Medioambiental no es Responsabilidad Civil.

La Responsabilidad Civil: es una carga que nace para quien causa un daño a otro, ya sea por acción u omisión:

  • Se regula por el derecho privado: Código Civil o leyes especiales en las que se introducen determinadas agravaciones sobre el régimen general.

La Responsabilidad Medioambiental: es una carga que nace para el que causa un “daño medioambiental o genera un riesgo inminente de causarlo”:

  • Esta Responsabilidad es ilimitada (el responsable, lo es por la totalidad del coste de sus obligaciones, hasta la reparación completa de los daños ambientales) y objetiva (pues se atiende al daño, no a la culpa).
  • Se regula por el derecho público; administrativo o penal y, en especial, por la Ley 26/2007, de 23 de octubre de Responsabilidad Medioambiental y su incumplimiento genera un deber de reparación no de indemnización.
  •           No es una Ley sancionadora, aunque contiene un capítulo de sanciones a aplicar si no se cumplen sus obligaciones.

Por lo tanto, la exigencia de reparar el daño medioambiental es independiente de la de indemnizar a terceros perjudicados por responsabilidad civil e igualmente independiente de que exista una infracción administrativa o penal y de la sanción o pena que corresponda al infractor en ese caso.

La Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental (LRM), trasposición de la Directiva 35/2004/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de abril de 2004, delimita cuatro tipos de “daño medioambiental” según el Recurso natural dañado.

Cualquier tipo de daño a:

  1. Especies silvestres y hábitats (protegidos)
  2. Agua (superficial y subterránea; continental y marina)
  3. Riberas del mar y de las rías

Contaminación al:

  1. Suelo
responsabilidad medioambiental

En caso de generar un daño medioambiental, el operador responsable tiene las obligaciones, durante 30 años desde que cesó la actividad causante del daño, de:

  • Prevenir un daño inminente. -Debe realizar, a su costa. todas las acciones necesarias para que el daño no se llegue a producir.
  • Minimizar el daño causado. – Debe hacer todo lo necesario para evitar que el daño se agrave, limitando al mínimo sus consecuencias.
  • Reparar el daño. – Debe hacer todo lo necesario para devolver los recursos naturales a su “estado básico”.

Respecto a la reparación del daño, podemos distinguir 3 etapas bien diferenciadas en el proceso de restitución del daño ocasionado:

  • Reparación Primaria: Se debe reparar el recurso dañado, hasta donde sea viable.
  • Reparación Complementaria: Además, se debe compensar por el deterioro subsistente a pesar de la reparación primaria, mediante otra acción.
  • Reparación Compensatoria: Por último, se debe compensar con otro tipo de acciones la falta de disfrute de los recursos naturales, en el periodo en el que han estado deteriorados.

Puesto que, la responsabilidad Medioambiental es Ilimitada, puede darse el caso (cómo ha ocurrido en numerosas ocasiones) que el responsable se declare insolvente.

En caso de insolvencia del responsable, subsidiariamente, el Estado junto con las Comunidades Autónomas donde se produzca el daño deberán hacer frente a la reparación.

Al trasponerse la Directiva Europea en la LRM, para que las arcas públicas no tuviesen que soportar la carga económica que supone la reparación del daño en caso de que el responsable no sea solvente, el legislador español teniendo presente los desafortunados siniestros de Aznalcóllar (1998) y del Prestige (2002), optó por establecer un sistema de garantías financieras obligatorias para las empresas con más riesgo medioambiental. Para ello se enumeró en el Anexo III de la LRM las actividades económicas o profesionales potencialmente peligrosas para el medioambiente. Posteriormente en la Orden ARM/1783/2011 se establece orden de prioridad y calendario para aprobar las órdenes ministeriales a partir de las que será exigible la constitución de la garantía financiera obligatoria

Esto supuso un fuerte rechazo por parte del empresariado nacional ya que el desembolso de dichas garantías financieras producía una merma en su competitividad con sus empresas competidoras europeas. Por ello, la implantación de este sisma de garantías se pospuso hasta su entrada en vigor, establecida en la Orden APM/1040/2017, en octubre de 2018 para actividades de prioridad 1 y octubre de 2019 para actividades de prioridad 2, dejando pendiente la fecha de las de nivel 3 de prioridad.

Las empresas sujetas a la garantía financiera obligatoria pueden aportarla de 3 maneras:

  1. Una póliza de seguro suscrita con una entidad aseguradora autorizada para operar en España.
  2. Un aval, concedido por alguna entidad financiera autorizada a operar en España.
  3. Una reserva propia constituida exclusivamente para esta finalidad, mediante la dotación de fondos que tengan garantía pública.

De las tres, sólo la póliza de seguro supone la transferencia del riesgo hasta la cantidad pactada en el contrato de seguro.

La suma mínima que tiene que garantizarse, se determinará por medio de un análisis de riesgos medioambientales y la cuantía de la garantía financiera tendrá que ser, como mínimo, la que se indique en el correspondiente informe.

En todo caso, hay que tener en cuenta, que:

  • Sea cual sea el riesgo máximo que genere la actividad, la Administración no podrá exigir una garantía superior a 20.000.000 €.
  • Si el resultado del análisis muestra que el riesgo es menor de 300.000 €, el operador no está obligado a presentar garantía financiera.
  • Si el resultado es superior a 300.000 €, sin superar los 2.000.000€ y el operador acredita que está adherido comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS), o bien al sistema de gestión medioambiental UNE-EN ISO 14001, también se le exime de la obligación de garantía financiera.

EL SEGURO DE RESPONSABILIDAD MEDIOAMBIENTAL

Como se ha comentado, el seguro es la única opción entre los instrumentos de garantía financiera donde el riesgo medioambiental se transfiere.

Con la póliza se protege al operador, es decir, al titular de la actividad. Es posible incluir en la póliza como asegurados adicionales los contratistas y subcontratistas del operador y, en su caso, el propietario de las instalaciones.

En las pólizas, es de obligación asegurar:

  1.  Las acciones de prevención (de un riesgo inminente) y evitación (minimización de los daños cuando no se ha podido impedir su ocurrencia).
  2.  Los costes de reparación. Cuando se trata de daños afecten a las aguas, a las especies silvestres y a su hábitat o a las riberas del mar y de las rías, sólo es obligatorio garantizar los encuadrados dentro del concepto de «reparación primaria».

No se tiene la obligación de asegurar:

  1.  Los costes de reparación complementaria ni compensatoria.
  2.  La Responsabilidad Civil de contaminación

La cobertura de Responsabilidad Medioambiental cubre la reparación de los daños ocasionados al medioambiente.

La Responsabilidad Civil por contaminación protege frente a las potenciales reclamaciones de terceros por daños personales, y daños materiales cubriendo tanto daño emergente como lucro cesante.

La LRM sólo obliga a la reparación de los daños ocasionados al medioambiente, por lo tanto, es habitual que las compañías aseguradoras ofrezcan como opcional la cobertura de RC por contaminación en las pólizas de Responsabilidad medioambiental ya que en las pólizas de RC General, la RC de contaminación suele estar excluida.

La LRM especifica que “La cuantía garantizada estará destinada específica y exclusivamente a cubrir las responsabilidades medioambientales del operador que se deriven de su actividad económica o profesional.”

Por lo que la suma asegurada de la Responsabilidad Medioambiental tiene que ser independiente de otras sumas aseguradas como la de Responsabilidad Civil de Contaminación si se decide incluir ésta en la póliza.

En caso de existencia de varias situaciones de riesgo correspondientes a un mismo operador, es decir, que el titular de la actividad sea responsable de varias plantas o instalaciones, la suma asegurada debe ser la suficiente para cubrir la del riesgo más alto y que la misma sea independiente para cada planta, por ello, el siniestro en alguna de ellas no reduce la suma asegurada de las demás.

En cuanto a la duración de la cobertura de la póliza, atendiendo al artículo 31 de la LRM:

  • Deben quedar cubiertos los “eventos causantes de daño medioambiental…” desde la fecha de efectividad de la garantía; sin embargo, el operador es responsable por hechos anteriores a la contratación de la garantía si se produjeron a partir de 30 de abril de 2007.”

Por ello, a la hora de la contratación de una póliza medioambiental, es fundamental que se pacte con retroactividad ilimitada, es decir que cubra todas las reclamaciones que puedan llegar en el periodo de vigencia de la póliza, por hechos ocurridos y no conocidos desde el inicio de la actividad empresarial.

Ya que la obligación de reparación tiene una vigencia de 30 años, el operador, aunque haya cesado la actividad, y esté autorizado a cancelar la garantía financiera, será el responsable en caso de daño medioambiental durante ese periodo de tiempo desde que se generó el daño.

Por ello las compañías aseguradoras dan un periodo de cobertura de 3 años desde la finalización del contrato de seguro medioambiental, pero:

¿Qué pasa con los 27 años siguientes?

Para subsanar esta laguna, el mercado asegurador gestiona a través del Consorcio de Compensación de Seguros un fondo destinado a prolongar la cobertura del seguro para las responsabilidades aseguradas en la póliza original, y en sus mismos términos.

Este fondo se genera a través de un recargo de más o menos el 8% de la prima neta y sólo se aplica a las pólizas contratadas para empresas con actividades que tengan la obligación de presentar la mencionada garantía financiera. 

Si quiere más información acerca de la póliza de Responsabilidad medioambiental póngase en contacto con nosotros

Responsabilidad Medioambiental

¿Le interesa saber más sobre ella?

Consúltenos

Podemos ayudarle
Saber más

Responsabilidad Medioambiental

¿Le interesa saber más sobre ella?

Podemos ayudarle

¿te gusta?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba